Os damos la bienvenida a Can Romaní. A través de estas páginas iréis conociendo nuestra finca, la naturaleza que la rodea, los seres vivos que la pueblan y, por supuesto, las acogedoras estancias que hemos preparado para vosotros.

Disponemos de dos preciosas casitas para 2-4 personas. Está equipada con los dormitorios, el baño, la cocina y el salón/comedor. Tiene salida y entrada directa desde la terraza que precede al jardín.

Es exterior y luminosa. Su interior está decorado con muebles y vigas de madera, pues eso les da una calidez y confortabilidad propia de una vivienda en plena montaña. Los muebles son de diseño y fabricación propia pensados para la comodidad de los huéspedes.

El alojamiento dispone de su parte de terraza con mobiliario. La terraza forma un nivel superior respecto al jardín que se extiende frente a las casitas. Al fondo del jardín podemos ver el frondoso bosque, junto al río Muga que pasa por la finca.

En Can Romaní está asegurado el relax, el descanso y las buenas sensaciones, pero además la oportunidad de conocer una comarca llena de alicientes en cuanto a paisajes, cultura, actividades, excursiones y arquitectura.

Venid a conocernos, os gustará estar aquí.


Los alojamientos en Can Romaní
Primeras horas de la mañana
El río, a pocos metros del jardín

Todo ello forma un conjunto creado para dar placer a los sentidos

...a la vista...
observando los bellos paisajes que nos rodean y la luz que nos inunda
...al olfato...
percibiendo el perfume de las flores, de las plantas, del campo
...al oído...
con el sonar de las hojas en los árboles, cuando aparece una suave brisa, con el gorgoteo del río, con los cantos de las aves
...al tacto...
cuando se acaricia a los animales que viven con nosotros, tocando el agua, la hierba, sintiendo el sol
...al gusto...
probando la gastronomía de la comarca y sus excelentes vinos